¿Quiénes somos?
Localización
Japanese
Anillos Pulseras Pendientes Collares Broches  
LAS PERLAS
Las perlas son el resultado de una estrategia de defensa que tienen determinados moluscos, tanto marinos como de agua dulce, ante la introducción accidental o intencionada de sustancias extrañas en su manto.

La estrategia que da lugar a las perlas consiste en ir cubriendo el objeto extraño con sucesivas capas concéntricas de una sustancia que segrega el molusco y que recibe el nombre de nacar.

El nacar está compuesto fundamentalmente de carbono cálcico y conquiolina, una sustancia orgánica que es la que da a las perlas sus características especiales.

Las perlas parecen individualizadas y separadas de la concha dentro del cuerpo de los moluscos y suelen tener una tendencia claramente esférica.

Por este motivo, y por su belleza despertaron el interés de los humanos desde la más remota antigüedad hasta el punto de que ya 2.500 años AC se usaban como adorno en las regiones donde estos moluscos abundan.

Numerosas y bellas leyendas que aparecen con profusión en las mitologías orientales trataron de explicar el origen y formación de las perlas y son un claro ejemplo de la fascinación que siempre han tenido los seres humanos por estas formaciones.
Perla

No existe pueblo ni cultura que no haya sentido una gran atracción por estás gemas y, así, los antiguos egipcios las consagraron a su diosa Isis, las culturas precolombinas limitaban su uso a la casta de los reyes y los dioses, los pueblos de Asia loas utilizaban como signo de realeza...
Perla
Collar Diorita
Las perlas han recibido todos los elogios imaginables; se las ha considerado símbolo de la pureza y de la máxima bellaza. Aún hoy en día, cuando queremos destacar algo por encima de cosas semejantes lo llamamos “la perla de...”

No faltó la atribución de poderes sobrenaturales a las perlas, de las que se ha dicho aplacaban la ira o combatían las enfermedades del corazón.

Numerosas perlas, excepcionales por su tañado o belleza protagonizaron muchas paginas de la historia. Julio Cesar, Cleopatra, Carlos V, etc., tenían a las perlas en gran estima.

La unidad de peso de las perlas recibe el nombre de “grano”. Un grano pesa 0,05 gramos. Es decir: 20 granos equivalen a un grano. Es importante recordar esto porque, la similitud entre grano y gramo, da lugar a dudas y errores.
La perla más grande conocida es la Perla de Asia que pesa 2.400 granos ( 120 gramos). Costó, en su día 50.000 libras esterlinas y, al parecer, está guardada en un banco de Inglaterra pues, aunque está engarzada en una joya, el excesivo peso del conjunto hace incómodo su uso.

Aunque existen perlas producidas por algunas especies de caracoles y cefalópodos marinos, las más conocidas y apreciadas lo son las producidas por moluscos bivalbos (lamelibránquios).
Son varias las especies de lamelibránquios que producen perlas y, según especie, varían de color, iridiscencia y otras cualidades que las distinguen.

En el Mediterráneo hay una especie que recibe el nombre de “Pinna nobilis” que llega a medir 80 cm de largo y produce perlas de varios colores, sobre todo amarillas, naranjas, negras o verdes pero de poca calidad.

Como curiosidad, este molusco que antaño era muy frecuente en los fondos arenosos cerca de las costas, se aferran al fondo mediante un penacho de hilos que antiguamente se usaba para confecionar tejidos preciosos, guantes y otras prendas delicadas.

Durante milenios las perlas se recolectaron mediante la pesca de los moluscos que las producen que se realizaban fundamentalmente mediante buscadores que descendían hasta los lugares Donde los moluscos se encontraban, recogiendo, rápidamente las máximas posibles antes de salir a tomar de nuevo aire.
Perla
Diseño Diorita
El trabajo, durísimo y con el peligro añadido de los tiburones, deterioraba rápidamente la salud de los pescadores que no podían permanecer más de diez años en esa actividad, siendo frecuentes las muertes y accidentes graves.

Los moluscos se abrían una vez fuera del agua y se buscaba, así, las perlas en su interior. Esto suponía la muerte de cantidad de enormes cantidades de moluscos y la redundante y continua disminución de la producción de perlas.

Con el objeto de aumentar la producción, el hombre desde hace siglos intentó de descubrir las causas por las que no todos los molusco albergaban perlas pero fue Ye Jin Yang, en el siglo XII, quien descubrió cómo estimular la producción de perlas en un molusco de agua dulce por lo que es venerada en China su figura.
Perla
Diseño Diorita
El proceso consiste en introducir en los moluscos pequeñas partícula metálicas o minúsculas esferas de nacar. PAA protegerse de la irritación que éstos cuerpos extraños le producían, los moluscos los envolvían en sucesivas capas de nacar dando lugar a la formación de las perlas.

Aplicar este proceso apara la producción de perlas marinas fue más complejo. Lo consiguió Kokochi Mikimoto, un humilde vendedor ambulante de mariscos de Japón que se obsesionó con éste proyecto y, tras muchos esfuerzos fallidos, lo logró el 11 de julio de 1893 día en que consiguió su primera perla, aunque el proceso alcanzó el éxito definitivo en el año 1905 en el que Mikimoto consiguió Las primeras cinco perlas perfectamente esféricas dando lugar a una floreciente industria, hasta el punto que, gracias a ella, Japón pudo saldar en poco tiempo todas sus deudas después de la segunda guerra mundial. En la actualidad, la práctica totalidad de las perlas que se utilizan en joyería son cultivadas aunque hay que decir que el proceso que da lugar a las perlas cultivadas de más calidad, es básicamente, idéntico al que se produce en la naturaleza.