¿Quiénes somos?
Localización
Japanese
Anillos Pulseras Pendientes Collares Broches  
OPALO
El nombre de ópalo deriva de la palábra sanscrita “Upala” ( priedra peciosa), más tarde en griego " opalios " y “opalus” en latín, lo que habla de su reconocimiento como gema desde tiempos remotos. Este reconocimiento sigue vigente hoy, pues las piedras de tamaño y calidad son muy apreciadas.

El ópalo es una variedad del cuarzo ( Grupo de la sílice y de la familia del Dióxido de silicio hidroso), de fórmula química (SiO2 nH2O) ; En definitiva silício con un contenido de agua del 2 al 20% . Su origen es el producto de la deposición de éste mineral en aguas termales, por lo que lo encontramos rellenando cavidades de rocas, y en otros casos, reemplazando a la madera o fosilizado como esqueleto de antiguos animales o plantas.
Opalo

Hasta que no pudo observarse con microscópios electrónicos y rayos X, el ópalo se consideraba una sílice amorfa. Hoy sabemos que ,en sus variedades de piedra preciosa , su estructura es semicristalina, formada por partículas esféricas microscopicas (lepisferas) de crisobalita y tridimita (dos variedades de silicio) “conexionadas o empaquetadas”.

El ópalo es considerado una de las gemas más bellas debido a su efecto óptico, llamado “juego de colores.” que no debe confundirse con la opalescencia, cierta apariencia turbia de tipo lechoso propia de todos los ópalos, aunque no exclusiva de ellos, ya que tambien se da en el cuarzo lechoso y la calcedonia, amén de otros minerales.

La peculiaridad del “juego de colores”, ésta sí única de los ópalos, se debe a la difracción de la luz al pasar entre sus partículas esféricas y el vacío. La propagación rectilínea de las ondas de luz, al pasar la rejilla empaquetada que forman sus esferas microscópicas, hace variar sus ángulos, lo que permite la observación sólo de los colores espectrales puros: violeta a rojo, violeta a verde o azul, propio del fenómeno comentado y absolutamente visible en los ópalos de calidad; Opalos C-T (crisobalita-tridimita).
Opalo
Independiente de los colores debidos al fenómeno de la difración, existen ópalos negros, grises, blancos, marrónes, púrpura, amarillos, naranjas, verdes, azul-verdosos e incoloros. Los hay desde casi transparentes y ligeramente opalescentes hasta totalmente opacos. Todos ellos, sin embargo, tienen brillo vítreo (en ocasiones céruleo o resinoso), bajo peso específico (2/2,25) , baja refracción (1,450) y fractura concoidea.

Tambien el ópalo tiene baja dureza ( 5-6,5 en la escala de Mohs), lo que es causa de una alta fragilidad (cualquier golpe puede dañarlo), potenciada por su alto contenido en agua. Los cambios de temperatura y la evaporación consiguiente de agua, pueden craquearlo o dañar su estructura, facilitando, así, la pérdida del juego de colores.

Mineralógicamente hablando, existen dos variedades genéricas: el opalo comun, en el que no se produce el juego de colores, y el ópalo noble donde, con carácter general, sí se da éste juego . Las excepciones más importantes a ésta regla son los ópalos de fuego, de reflejos anaranjados, el conocido como Prasio, de tonalidad verde y una variedad azul oriunda de Perú.

Atendiendo a su juego de colores,los ópalos nobles se clasifican en Opalos negros: opaco y oscuro; Opalos blancos: semitranslúcidos grisáceos o amarillentos y Ópalos transparentes donde destaca el Opalo precioso, de base blanca,caracterizado por el intenso brillo de sus colores.

No podemos dejar de mencionar que la gran variedad de coloridos y las formas del juego de colores ha propiciado infinidad de nombres comerciales donde, sin ánimo de exahustividad, mencionamos el “arlequin”, con brillos en forma romboidal; el “floral” y el “estrellado”, cuyos nombres no necesitan de mayores explicaciones.
VALORACION DE CALIDAD

El ópalo se talla normalmente en cabujón de formas redondeadas, donde adquiere su mayor belleza, pero es, sin duda ,la intensidad y variedad del juego de colores y su brillo, características definitivas a la hora de valorar la calidad de la piedra. Con carácter general ,el valor del ópalo va bajando conforme se difuminan sus tintes y colorido y, si establecemos un ranking, el ópalo negro, muy escaso, es el más preciado seguido del ópalo de fuego y el ópalo Precioso.


YACIMIENTOS

El ópalo se conoció en la antigüedad por yacimientos eslovacos totalmente agotados desde siglos. Aunque, tambien en épocas remotas, debieron existir en Kenya, ya que es famoso un adorno corporal de hace 6.000 años descubierto, allí, en una caverna.

Sea como fuere, la moderna historia del Ópalo se centra, desde 1863- redescubierto por buscadores de oro,- en Australia, que cubre el 98% de su actual comercio y donde se encuentran los mejores yacimientos de ópalo blanco y el negro.

Por su parte, el Ópalo de fuego es oriundo de Mejico. Como curiosidades, podemos mencionar la variedad de “Geiserita”, que debe su nombre a encontrarse en los geisers del Parque de Yelowstone (EEUU) o las variedades de semiópalo, mucho más cercanas, de los cerros Madrileños, el Xilópalo de Elche o Sevilla, o la variedad blanca de Moron (Sevilla).
Opalo

TRADICIONES Y LEYENDAS

En la cultura griega, al ópalo se le ha atribuído el don de predecir el futuro. Los árabes, por su parte, creían en que su origen era el Paraiso, donde habría adquirido su juego de colores. Los romanos pensaban que protegía contra las epidemias y, en la Edad Media, se preconizada su poder de hacer invisible a quien lo llevaba.

Opalo
A pesar de atributos tan dispares, el ópalo ha caracterizado siempre, quizá por su belleza ,elementos positivos y espirituales como son: pureza, verdad y esperanza , aunque, quizá tambien por su belleza, la envidia le haya ganado tambien detractores , como en el caso de la novela de " Ana de Geirstein " de Walter Scott (quien lo relaciona con la mala suerte) u otras tendencias que le hacen causa de la pérdida de la honestidad.

Ello no ha representado obstáculo para ser la piedra preferida de la reina Victoria de Inglaterra o la actriz Sara Bernard ni para ser, hoy, entre muchos, la piedra por excelencia para la creación de situaciones románticas, ampliar la conciencia y la fuerza del pensamiento e incrementar , consiguientemente, el vigor y la alegría, calmando apatías y depresiones.

ESOTERICAMENTE HABLANDO el ópalo se relaciona con el Chackra de la corona, recomendándose para las afecciones de la vista.

ASTROLOGICAMENTE SE RELACIONA con los signos de Géminis, Cancer, Acuario, Sagitario y Aries.