¿Quiénes somos?
Localización
Japanese
Anillos Pulseras Pendientes Collares Broches  
Malaquita
La malaquita es un carbonato del grupo OH,(Cu2CO3(OH)2. Su nombre deriva del griego “Malache” (malva) que hace referencia a su color: diferentes tonalidades del verde malva, raya verde clara y estrias oscuras. Su brillo es sedoso, diamantino o mate y su textura fibrosa, irregular y granular.

La malaquita se forma en depósitos oxidados de cobre y es, después de éste, el más común en dichas zonas, donde se presenta, la mayoría de las veces, en masas estalactíticas o botroidales, o en costras de débil color, estructura radiada o concéntrica, y rara vez en cristales, (prismáticos o circulares). Esta relativa abundancia es la que ha facultado su uso industrial como mena de cobre.

Malaquita
Los principales yacimientos se ubican en los Montes Urales, Australia, Chile y Colombia, aunque tambien en España se da en forma abundante. Se han encontrado hermosos ejemplares en Molina de Aragón (entre Guadalajara y Teruel), así como en todas las provincias Andaluzas.

La malaquita es frágil, efervescente y atacable por los ácidos; el más frecuente, el ácido sulfúrico. Su dureza, en la escala de Mohs, oscila entre 4,5 y 5 y su densidad entre 3,9 y 4,1 gramos por Cm3. Todo ello, sin embargo, no es obstáculo para que la malaquita se utilice no sólo en láminas pulidas para la confección de mesas, cajas, encimeras y utensilios decorativos de gran belleza, sino tambien como mineral de gema en joyería, fácilmente identificable por su veta y colorido.
Malaquita MITOS Y LEYENDAS

Se han encontrado incrustaciones de malaquita en cetros de sacerdotes y pectorales de gobernantes asirios. Los fenicios tambien la conocieron, al igual que los griegos, utilizándola en brazaletes y sortijas como amuletos para la inspiración, la capacidad y la inteligencia. Tambien en el mundo árabe, la malaquita estuvo siempre cercana a los círculos de eruditos y sabios.

Y es que, en su vertiente esotérica, la malaquita ha simbolizado, y simboliza, la inteligencia y la capacidad, así como el poder de persuasión. Hoy sigue siendo tradición que el regalo de un anillo de malaquita es el reconocimiento de la capacidad de dicha persona.

La malaquita tambien se ha utilizado como mineral terapéutico y purificador. Se dice alivia los dolores del parto y las dolencias oculares, ahuyenta pesadillas y mejora los estados de ánimo.

Es llamada por los esotéricos “la piedra del equilibrio” por su facultad de absorber la energía , por lo que se aplica en zonas doloridas, aunque se relaciona directamente con los chackas del bazo.

Astrológicamente hablando es afín a todos los signos del zodiaco.