¿Quiénes somos?
Localización
Japanese
Anillos Pulseras Pendientes Collares Broches  
ATACAMITA
La atacamita debe su nombre a D.Gallizen, quien así lo bautizó en 1801, a su descubrimiento en el Desierto de Atacama, extensa región del Norte Chileno, en la provincia de Antofagasta.

Es un mineral del grupo de los llamados haluros o halogenuros, cuya característica consiste en contener algún elemento del grupo VII ( fluor, cloro, bromo, yodo y astato) pero en estado de oxidación.

La Atacamita, es un hidroxicloruro de cobre de fórmula química (Cu2 Cl (OH)3. de raya verde, lustre adamantino, de transparente a translúcido. Su color es un verde muy característico y generalmente oscuro, aunque también varía hasta tonalidades amarillas.

La Atacamita cristaliza en el sistema ortorrómbico, lo que le diferencia de la Botallackita, mineral de idéntica formulación química pero que cristaliza en el sistema monoclínico.
Atacamita
De fractura concoidal y escasa dureza (3- 3,5 en la escala de Mohs), se presenta tanto en cristales bien formados como en masas fibrosas, compactas o granulares.

La Atacamita es un mineral raro debido a que las condiciones para su formación son muy especiales, ya que se forma por oxidación de la pátina superficial de otros minerales de cobre, generalmente sulfuros, en climas desérticos y salinos, o por sublimación en las exhalaciones volcánicas. Este hecho, unido a que, si no excesivamente escaso, si lo es suficientemente como para no ser explotado industrialmente, lo convierten en un espécimen propio de coleccionistas.

YACIMIENTOS

Aparte del Desierto de Atacama, donde suele encontrarse en grandes agregados, son famosos los cristales de Wallaroo (Australia).

Entre otros lugares, más anecdóticos, se encuentran ejemplares en algunos puntos de España como Zaragoza, Almería o Murcia o asociados a las lavas el Vesubio (Italia).
Atacamita
TRADICIONES Y LEYENDAS

Aunque en nuestro mundo occidental, la Atacamita sólo se remonta al siglo XIX, y la única anécdota a resaltar es su uso como polvo secante de la escritura con pluma, no por ello ha sido desconocido en otras culturas como signo de prosperidad y riqueza. En el noroccidente chileno, antes de la llegada de los españoles, las tribus montañesas de los Andes, trabajaron las minas produciendo cobre tan duro con el acero. Esta actividad se producía como regalo de los dioses. Mas concretamente, hubo un sabio indígena atacameño que fue capaz de derrotar al dios de los metales (El cóndor de Oro) quien, ante el valor demostrado, le ofreció una de tres posibles minas: Dos de oro y una de cobre. Dice la leyenda que el indígena pensó que quedarse con la de oro no sería más que egoísmo y, en cambio, la de cobre ayudaría a su pueblo.
El dios construyó el tamaño final de la mina de Chuquicamata (uno de los más afamados yacimientos al aire libre del desierto de Atacama) en la distancia (camata) que el indígena marcó tirando su lanza (Chuqui).

Otra preciosa leyenda que apoya el origen mitológico del cobre de Atacama es la de Apu Punchau, el dios solar que cristalizó la sangre de las doncellas sacrificadas para los dioses, en las estrellas “ñustas” que iluminan la labor nocturna de extracción del cobre en la misma zona.
EXOTERICAMENTE HABLANDO

Quizá por su sentido de la abundancia y riqueza que el cobre ha representado, la Atacamita, se dice, ahuyenta las energías negativas y favorece las positivas creando un clima de confianza y magnanimidad en los individuos, de tal manera, que es el mineral reconocido como la piedra por excelencia de la Indulgencia. Tal se supone su poder para serenar, tranquilizar y hacer crecer espiritualmente a la persona.

Esta idea se relaciona directamente con los valores que se le atribuyen al desarrollo de los tres chackras con los que se le relaciona:

-El primer Chackra; el basal cuyo desarrolllo fomenta, entre otras virtudes, la seguridad en sí mismo.

-El tercer Chackra: el plexo solar, que le permite fomentar la voluntad y el desarrollo personal.

- El quinto Chackra ; de la garganta, que regula las ambiciones.

ASTROLÓGICAMENTE se le reconoce afinidad con Aries, Géminis, Leo, Libra, Sagitario, Acuario y Piscis.
Atacamita
EN DIORITA PUEDEN ENCONTRASE EJEMPLARES DE ATACAMITA JUNTO CON OTROS MINERALES DE COLECCIÓN.