¿Quiénes somos?
Localización
Japanese
Anillos Pulseras Pendientes Collares Broches  
AMATISTA

La amatista pertenece a la familia de los cuarzos. Su nombre completo es el de cuarzo amatista y, como tal, mantiene todas las características de dicha familia: cristalización hexagonal, dureza 7 (escala de Mohs), óptica uniaxial, peso específico entre 2,66 + - 0,01 y un índice de refracción entre 1,54-1,55. La amatista tambien es conocida como “cuarzo violeta” debido a su color, cuya gama va del morado o lila pálido, hasta los violetas más rojizos y púrpuras oscuros.

La amatista se produce en Brasil, Uruguay, Bolivia, Argentina, Rusia, Zambia, Namibia, Madagascar y otros países de Africa. A pesar de su relativa abundancia, es un mineral muy apreciado y, como gema, es de una gran belleza, siendo los colores fuertes los más buscados, particularmente un púrpura profundo con destellos de rosa. Estos colores son más frecuentes en las amatistas de África y Australia, aunque las piezas más importantes suelen darse en latitudes Americanas.

Algunas veces, la amatista se da en conjunto con la citrina. Estas piedras, de cuarzo bicolor, reciben el nombre de ametrina. Bolivia ostenta la mayor producción de ésta variedad. El púrpura es considerado como color real y hoy, todavía, signo de distinción cardenalicia por lo que no es sorprendente que la amatista tenga una larga tradición histórica : Fue la piedra preferida de la nobleza egipcia. Tambien de Catalina la Grande, quien envió a miles de personas a excavar en las minas rusas, así como de la Iglesia Católica. De hecho, la amatista es considerada la piedra de los obispos,( el anillo papal es una amatista) y los vinos de las ceremonias religiosas se beben en vasos de amatista.

Tambien en las joyas de la corona real británica subsisten preciosos ejemplares. En el mundo de la leyenda, la amatista se remonta al mito griego: Baco, dios del vino, quiso vengarse de los mortales creando tigres hambrientos para su destrucción. Amatista, una bella mujer que fue a rendir culto a la diosa Diana, sin saber del riesgo, fue transformada en piedra por la misma Diosa para salvarla de los tigres. Baco lloró ante su estatua y sus lágrimas tiñeron de púrpura el cristal creando,así, la piedra que conocemos hoy en día. La amatista es considerada una piedra sumamente espiritual. Ha sido tradicionalmente usada como antídoto contra la ebriedad, el alivio de los dolores reumáticos y la estimulación del sistema endocrino e inmunológico. Tambien, se dice, calma los miedos y las tormentas emocionales, eleva las esperanzas, aleja la culpa y evita el autoengaño

En Grecia y Roma, los anillos de amatista, engarzados en bronce, se utilizaban como amuletos y las copas esculpidas en amatista desterraban el dolor de todos los que de ella bebían. Por su propiedad de frenar las pasiones y posibilitar el autocontrol y la introspección, en la Edad Media, se construían rosarios de amatista . Leonardo da Vinci escribió que la amatista tenía el poder de disipar los malos pensamientos y de afinar la inteligencia y, en las magias renacentistas, las amatistas grabadas con la imagen de un oso se usaban como amuletos protectores.

En Astrología La amatista es la piedra del mes de febrero y sus signos afines son: Acuario, Capricornio, Leo, Libra y Piscis. Como Júpiter la gobierna, tambien se cree que atrae éxito y prosperidad en los negocios.


Amatista